FOTO NINA Y JORGENINA, UNA HISTORIA CON CORAZÓN

El caso de NINA es de los que provoca alguna que otra lágrima aunque el final haya sido estupendo tanto para ella como para su adoptante Jorge.

La dueña de NINA era muy mayor, fue ingresada en el Hospital y nos avisaron porque quedó en su casa un gato y una perra. Su familia dejó claro que poco le interesaban tanto la enferma como sus animales. La PROTECTORA DE ANIMALES DE SALAMANCA (ASPAP) se hizo cargo de ambos y llegaron al refugio. El gatito se adaptó enseguida pero NINA estaba muy triste por esa separación tan incompresible para ella.

Recibimos una llamada del Hospital, una enfermera nos dijo que la dueña de NINA estaba muy precocupada por sus animales porque fueron su verdadera familia durante muchos años, y que sería estupendo que la diéramos noticias ya que desgraciadamente tenía una enfermedad terminal y su única alegría sería saber que sus bichillos habían encontrado un buen hogar.

Durante dos meses hablamos con ella cada semana, le contábamos que NINA y FERMIN (el gatito) estaban bien, los amigos que tenían, cómo jugaban y se iban adaptando a la vida en el refugio... Ella siempre lloraba de emoción y nos agradecía el dar esa oportunidad a sus auténticos "hijos", a los que de verdad la querían. Un día la enfermera de la planta nos llamó, la dueña de NINA había entrado en coma, pero nos dijo emocionada que estaba segura que las llamadas que le hicimos le daban esos recuerdos maravillosos que todos necesitamos para ir en paz.

Jorge subió al rerfugio, conoció su historia y no dudó en dar a NINA una nueva oportunidad. Un deseo se había cumplido y nosotros queremos pensar que la dueña de NINA la contempla con una sonrisa desde el cielo, la misma sonrisa que ella ha vuelto a recuperar y que nos regala cada vez que la vemos.  En la PROTECTORA DE ANIMALES DE SALAMANCA (ASPAP) se viven historias así y os animamos a que, al igual que hizo Jorge, decidáis dar una oportunidad a alguno de nuestros abuelitos y dejar que os regalen toda la ternura que llevan dentro.                                         

FOTO NORA

 

NORA fue rescatada tras meses de estar vagando por los alrededores de un pueblo del alfoz de Salamanca. Nos costó muchísimo atraparla, de hecho tuvimos que llevarla hasta una nave y allí dentro acorrararla entre 3 personas. Llegó muy asustada, no sabía ni donde meterse si la llamábamos y bajaba la cabeza como si hubiera sufrido golpes y humillaciones a lo largo de toda su vida.

En el refugio de la Protectora de Animales fue encontrando la calma, un sitio seguro en el que poder recuperar la confianza que tanto necesitaba para ser feliz. Poquito a poco fuímos consiguiendo que cada vez fueran más numerosas sus sonrisas.

 

 

FOTO NORA FAMILIA

NORA vive ya con su nueva familia, que nos comenta la suerte que han tenido al adoptarla. Desde el primer día sintieron su agradecimiento y su cariño. Se adaptó rápidamente a la casa, a su nuevo amigo de juegos, al sofá en el que posar para las fotos y echarse la siesta....

Aquí la véis bien guapa y con un brillo en el pelo que casi obliga ponerse gafas de sol a quién la mira.

Nos alegramos por tí NORA, por un final merecido y que nos llena de alegría.

FOTO IRINA

IRINA vivió encerrada durante casi 3 años en una caseta, sin salir de ella, tan sólo recibía agua y comida. Pudieron rescatarla de aquél encierro y traerla al refugio de la Protectora de Animales y al conocerla pudimos ver que apenas sabía andar por las condiciones en las que había vivido desde cachorrita.

Poquito a poco cogió confianza gracias a sus compañeros del refugio y sobre todo a su amgio REMO, uno de nuestros abuelitos que la dio todos los mimos del mundo y la enseñó a jugar a pesar de que él estaba casi ciego. Pero no fue problema porque IRINA se conviritió en su lazarillo y cada vez que salían a jugar fuera del recinto, ella le cogía de las orejas para guiarle hasta casa otra vez y evitar que se chocara con la puerta, o le guiaba hasta su colchòn para irse a dormir.

IRINA  demostró ser una perrita buena, cariñosa, juguetona, abnegada mamá para cachorritos y compañera ideal para perritos viejitos, por éso estábamos deseando que pudiera encontrar una familia con la que compartir el resto de su vida.

FOTOS IRINA, LOBITA, PAPIS

Y nuestro deseo se ha cumplido!!!!

Aquí tenéis a la nueva familia de IRINA. Gracias a Margarita, Jesús y Lobita por darle esta oportunidad a nuestra perrita, por acercaros al refugio a conocernos y decididir que hay muchos animales a los que ayudar y siempre hay espacio en casa para otro necesitado.

Irina tiene unos papis estupendos y una amiga ideal porque Lobita y ella se han hecho inseparables y a partir de ahora sólo tendrá que preocuparse de compartir muñecos y juguetes con Lobita, decidir en qué cama duerme (aparte de la suya), pedir chuches y mimos, jugar con Lobita sin parar.....

FINAL FELIZ PARA TODOS.

 

 

FOTO LIA

LIA es un perra jovencita, con poco más de un año, a la que encontramos en los descampados cercanos al barrio de Buenos Aires. Cuando la rescatamos  apenas se tenía en pie y parecía estar en  estado de shock. LIA presentaba múltiples heridas por todo el cuerpo, como si la piel hubiera sido arrancada o se hubiera enganchado al intentar escaparse de algún sitio. Pero lo que más nos extrañó al tenerla en nuestros brazos eran los bultos que se le notaban bajo la piel, sobre todo en la zona posterior. Al llevarla al veterinario pudimos saber que los misteriosos bultos no eran sino perdigones que la perrita tenía alojados en su interior y que alguna de sus heridas correspondían también a perdigonazos que no habían penetrado en la carne. LIA pasó los primeros días metida en su cesta y sin mirarnos a los ojos, inmersa en su mundo de terror, pero como el cariño hace milagros poquito a poco LIA ha podido olvidar su triste pasado. Quién adopte a LIA tendrá a su lado una amiga cariñosa y  juguetona pero también muy activa, asique ya sabéis... GENTE DEPORTISTA Y DE GRAN CORAZÓN, acercaros al refugio de la prote. LIA está dispuesta a conveceros para formar parte de vuestras vidas.

 

FOTO LIA FAMILIA

¡¡ Y aquí os presentamos a los flamantes adoptantes de LIA !!

 

Nuestra querida LIA no ha podido caer en mejores manos, no sólo porque desde el primer momento se enamoraron de ella sino porque el deporte y las aventuras forman parte de sus vidas. La vida de LIA no puede ser más completa, largos paseos cada día en los que nos cuentan que no para de conocer nuevos amigos cada día con los que jugar, y los fines de semana rutas de senderismo y excursiones para conocer mundo.

 

Querida LIA, seguro que más de uno quisiera estar en tu lugar.

 

 

 

 

 

 

 

FOTO LUPITA

LUPITA

LUPITA es una cruce de podenca muy chiquitita. Pasó varios días vagando en un pueblo cercano pero no éramos capaces de cogerla porque era muy esquiva. Desapareció durante unos días y por fin volvimos a saber de su paradero, un iindividuo no muy recomendable la había cogido y la tenía atada en un edificio a medio construir. Nos acercamos hasta el lugar, allí estaba, atada con una cuerda a una tubería, sin agua ni comida y escondiendo al mismo tiempo cabeza y rabo del miedo que tenía.

La tranquilizamos un poquito para poder cogerla en brazos y subirla hasta el refugio de la Protectora. Las primeras horas se las pasó en un rincón, en compañía de nuestro querido INDI que la miraba con ternura y la daba besitos para conseguir que perdiera el miedo.

Tras unos días de terapia a base de cariño y juegos con sus compañeros, LUPITA vuelve a ser feliz, aunque necesitará mucho tiempo y dedicación para que no se asuste ante los extraños.

 

LUPITA Y CARMEN

Las palabras suaves y las caricias en su barriguilla le encantan, porque en el fondo LUPITA está deseando ser una perrita feliz y sociable y disfrutar de una vida tranquila junto a una familia que podrá llevarla a todos los sitios al ser tan pequeñita. Es más, estamos casi seguros que pasará muchos ratos acurrucada en los brazos de sus dueños, como si de un bebé se tratara.

LUPITA tenía enamorada a Carmen, socia de ASPAP y adoptante de otras dos perritas nuestras, asique LUPITA va a estar de lo más acompañada. Y estamos seguros que LUPITA sabía que esa chica tan risueña que de vez en cuando aparecía por el refugio de ASPAP sería pronto su nueva mamá, porque aunque seguía muy desconfiada con ciertas personas, con Carmen siempre tuvo un feeling especial. De hecho siempre se dejaba acariciar y se quedaba tan contenta cuando la daba mimitos.

Gracias Carmen, a tí y a tu madre, por ser tan solidarios con los bichillos de ASPAP y por regalarnos otro final así de feliz. Ya sabemos que LUPITA podrá disfrutar de una vida bien movida entre paseos y viajes, y además podrá subirse al sofá y a la cama cuando ella quiera, nos damos por enterados, jejé!

Adiós chiquitina, que disfrutes de tu nueva vida!!

 

NOS PREOCUPA SU PRIVACIDAD Las estadísticas de esta web se generan con la ayuda de Google Analytics (como la mayoría de webs). Los datos recopilados NO identifican a los usuarios y solamente sirven para mejorar nuestro servicio. Al utilizar esta web acepta el uso de estas cookies y otras estrictamente necesarias para el normal funcionamiento del servicio. Aviso Legal