Asociación Salmantina Protectora de Animales y Plantas

Al adoptar

Creemos conveniente hacer alusión a una serie de cuestiones en las que, a menudo, suelen existir ideas algo erróneas.

Cuando alguien decide adoptar un animal, principalmente perros, es común oír expresiones como “quiero un animal pequeño porque vivirá en un piso ”, “quiero un cachorro para que se adapte a mí ”, “no veo necesaria la esterilización en los animales ”...

Si lees esto seguro que tendrás otra visión de las cosas.

Los perros grandes no pueden vivir en pisos

¿Por qué no? Cada perro es un mundo y su adecuación, o no, a un piso depende de su carácter y no de su tamaño. De hecho hay perros de tamaño pequeño muy nerviosos y dan más guerra a sus dueños que otros de tamaño mucho mayor.

Los perros en casa suelen estar tranquilos tanto cuando el dueño ha salido como cuando está de vuelta. En el primer caso suelen quedarse esperando tu regreso a la puerta y en el segundo se echarán a tu lado para gozar de tu compañía ya que son animales muy familiares.

Si tu perro tiene cubiertos sus paseos diarios y alguna que otra escapada al campo para que haga ejercicio, será el perro más feliz del mundo. Siempre es mejor un perro grande en un piso con su familia que un perro solo abandonado en una parcela, esto sí es una crueldad para un animal.

Los perros adultos no se adaptarán a la vida en familia.

Cuando el adoptante se decide a incorporar un nuevo miembro a la familia es muy normal que pregunte por cachorros. Erróneamente se piensa que así la relación perro-dueño será más sólida y fácil, pero no tiene porque ser así.

Los perros adultos aprenden muy rápidamente las normas de convivencia en su nuevo hogar.

Tienen tantas ganas de agradecerte lo que has hecho por ellos que enseguida sabrán dónde hay que hacer sus cosas y cuándo, lo que hay que respetar en la casa... El tiempo empleado en su educación será muchísimo menor que con un cachorro y el cariño que te demostrarán de ellos será tan grande que olvidarás su edad.

Sólo en algunos casos de perros maltratados habrá que tener un poquito más de paciencia para que aprenda a confiar en ti, y cuando eso ocurra no podrás imaginar lo que recibirás a cambio.

No es bueno esterilizar a los animales.

Es curioso que en un país como el nuestro, referente de maltrato animal a nivel internacional, muchas personas vean como algo horrible el esterilizar a un animal de compañía. A veces parece que los animales de España son distintos a los de otro países en los que , curiosamente, existen fuertes leyes de protección animal y la esterilización es algo aceptado como algo normal y responsable.
Con la esterilización no sólo evitarás futuros tumores sino también todos los inconvenientes del celo en las hembras, y problemas de dominancia y escapismo en los machos. No es cierto que los animales se vuelvan tristes e inactivos o que engorden de forma incontrolada. No es cierto que las hembras necesiten criar al menos una vez.
Con la esterilización de tu animal sí evitarás camadas innecesarias. Muchos de estos animales se colocan de forma rápida para solucionar el problema y la realidad demuestra que acaban en perreras, arrojados al río, sirviendo de entrenamiento para peleas... 
Consulta todos estos aspectos con un veterinario responsable y verás como aclaras las ideas. Sé responsable y esteriliza a tu animal. Cada vez que crías contribuyes al sacrificio masivo de animales que cada año tiene lugar en nuestro país. Aproximadamente unos 300.000 animales son sacrificados en las perreras, más los que son asesinados de otras muchas formas. ¿De verdad quieres colaborar en esta masacre?

Los perros de raza son más listos que los mestizos.

Ésta es otra de esas ideas que a los propietarios de perros mestizos no les deja de sorprender. Como ocurre con los seres humanos hay animales que son más listos que otros (aunque en los seres humanos suele ser mucho más verificable esta afirmación) y su inteligencia desde luego que no depende de su raza. La llamada ”inteligencia” del perro depende muchas veces de la educación que le demos y otras veces de la vida que ese animal haya tenido.
Es más, muchos propietarios que han tenido tanto perros de raza como mestizos te dirán que los mestizos aprenden más rápidamente y tienen menos problemas de salud que los de raza. No digamos si son adoptados, la rapidez en el aprendizaje y sus ganas de vivir a tu lado, le convertirán para ti en el perro más listo y saludable.
Es lógico que el propietario de un animal de raza obtenga beneficio económico de él. Hay propietarios de perros de raza que tienen la idea de que sus animales les pueden servir de fuente de ingresos económicos a través de la cría y posterior venta de sus cachorros. La idea en sí misma demuestra que ese animal es un mero objeto para su dueño, y por desgracia existe tanto en la mente de personas que se han gastado un montón de dinero en la compra de cachorros con pedigrí, como en la de algunos adoptantes. Con semejantes actitudes los particulares contribuyen al tráfico ilegal de animales aparte de abandonos posteriores de los que no son colocados.
Si el dinero que mucha gente gasta en tener animales “perfectos” o “que estén de moda” lo invirtiera en los numerosos refugios que hay en este país, cientos de miles de animales tendrían una oportunidad para vivir como merecen y se reduciría drásticamente los abandonos y maltratos.
Cada compra irresponsable acarrea la muerte de otros muchos inocentes, por favor no mires para otro lado.

Imprimir Correo electrónico