La llegada de ORSON ha sido una brisa de aire fresco en "Algarabía", el refugio de ASPAP (la Protectora de Animales de Salamanca), para nosotros y para sus nuevos amigos. Y es que en este perrito cruce de border-collie, se juntan bondad, obediencia, buen carácter, diversión, amor y alegría a raudales. Este bellezón nos dejó con la boca abierta nada más conocerle. 

Abandonado en el campo delante de las narices de nuestra veterinaria Lucía, que paseaba con sus perros, y vio a lo lejos como una furgoneta paraba, soltaba "algo" y salía pitando. A los pocos minutos apareció él y fue corriendo hacia ella moviendo el rabo y llenándola de lametones. 

Sus ojos brillan cada vez que ve una pelota, y es incansable. Corre, salta, juega, y vuelve a correr como si no hubiera un mañana, y ésto si que hay que tenerlo en cuenta a la hora de adoptarlo, porque necesita actividad y juego. Por lo demás será un compañero ideal, y listo a rabiar, todo lo aprende al instante!

¿A que os imagináis el único motivo por el que le reñimos?

Porque deja a los demás sin pelotas, todas son suyas aunque ya no sepa ni donde meterlas. Pero es tan bueno, que tan sólo con pedírselas, ya nos las devuelve y sigue estando tan contento.

Ay ORSON, ¡¡qué bichejo estás hecho!!  

 

NOS PREOCUPA SU PRIVACIDAD Las estadísticas de esta web se generan con la ayuda de Google Analytics (como la mayoría de webs). Los datos recopilados NO identifican a los usuarios y solamente sirven para mejorar nuestro servicio. Al utilizar esta web acepta el uso de estas cookies y otras estrictamente necesarias para el normal funcionamiento del servicio. Aviso Legal