FOTO ROBINROBIN

Si alguien conoce la historia de ROBIN se asombrará de lo guapo que está ahora y lo feliz que es en el refugio de ASPAP (la Protectora de Animales de Salamanca).

ROBIN vivió sus primeros años atado a una corta cadena, y una vieja chabola como refugio. Vivía junto con un montón de gatos, en estado enfermizo, conejos y gallinas, en una de las fincas lindantes al Puente de la Universidad.

Su dueño, un anciano con graves problemas de salud, le alimentaba a base de carne cruda, costillas y restos que le llevaba un carnicero que tenía también allí encerrados sus perros de caza, y conejos que aparecían muertos o se mataban para la ocasión de los de la finca (con su pelo incluído).

Tardamos casi 2 meses en poder hacernos cargo de ROBIN y los gatos que pudimos rescatar. Durante ese tiempo las compañeras de ASPAP no sólo cuidaron a ROBIN y los gatos, también llevábamos comida caliente a su dueño, que sufría una grave afección pulmonar. El día que ingresó en el hospital pudimos rescatar a ROBIN y los gatos.

ROBIN tardó casi un año en poder andar con normalidad por la atrofia de las patas traseras, pero con el tiempo engordó, supo lo que era correr y saltar, aprendió a recibir mimos y caricias, saborear chuches, a demostrar cariño... Un perro noble que ha encontrado su verdadero hogar en el refugio de ASPAP. Ojalá algún día pudiera llegar a encontrar otro hogar, pero desde luego podemos decir que nuestra humildad resulta todo un lujo para este grandullón al que queremos con todo nuestro corazón.

ASPAP (ASOCIACIÓN SALMANTINA PROTECTORA DE ANIMALES Y PLANTAS)

foto espinaca y eu fresquitos

ESPINACA

Esta perrita que aparece así de sonriente y guapa en la foto nos robó el corazón desde el primer día. Andaba por las inmediaciones del Carrefour y bastó con llamarla para que se viniera corriendo hacia nosotros. Estaba esquelética, llena de garrapatas y de pulgas, hasta el punto que se las veía hasta saltar. Allí mismo dio buena cuenta de una ración de pienso y buenos tragos de agua. Tras los rechupeteos oportunos y un agradecimiento a base de lametones, la subimos a la furgoneta y pusimos rumbo al refugio de ASPAP, la Protectora de Animales de Salamanca.

ESPINACA se fijó en EU en cuanto llegamos y como EU es un perro con un corazón enorme, al ver a esa perrita que llegaba tan delgadita, le llamó guapa con un par de ladridos, y se ofreció a ser su mejor amigo. Y desde entonces éso es lo que ha pasado: ESPINACA y EU son inseparables y hacen todo a la vez, comen, beben, ladran, si entramos en el recinto se nos echan los dos para darnos la bienvenida, recibir mimos, chuches.... A veces nos sentimos como el relleno de un sandwich entre dos amigos empeñados en comernos a lametones.

ESPINACA es una perra sociable, alegre y muy cariñosa con todas las personas, con los gatos tenemos nuestra reserva, ya que les ladra y no parece muy deseosa de incluírlos en su círculo de amigos. Y con los demás perretes, puede intentar ser algo dominante con las hembras pero en cuanto convive con ellas las acepta sin problemas, con los machos se llevará desde el primer momento de maravilla.

ESPINACA y EU continúan con su actividad en el refugio de la ASOCIACIÓN SALMANTINA PROTECTORA DE ANIMALES Y PLANTAS (ASPAP).

Si estás dispuesto a recibir besos por partida doble no puedes dejar de conocer a estos dos amigos.

FOTO KOKOKOKO

KOKO llegó al refugio de ASPAP con poco más de un año, y sus rescatadores, en este caso los Bomberos de Salamanca, tardaron un tiempo en poder cogerle.

KOKO estaba abandonado pero era un perro muy tímido y no se acercaba a nadie, pero sí se refugiaba cerca de sus instalaciones, asique le estuvimos poniendo allí comida y agua para que fuera cogiendo confianza y sintiera aquél sitio como seguro. Un día se dejó acariciar un poquito y aprovecharon para cogerle.

KOKO sigue siendo un perro muy tímido en las distancias cortas con la gente que no conoce, sin embargo cuando está en su recinto y se le ofrecen chuches se acerca confiado y contento y regala a todo el mundo una gran sonrisa.

En el refugio de ASPAP cada perrillo tiene su carácter y el de KOKO necesitará de una familia paciente, que sepa acercarse a él poquito a poco, que le ayude a perder el miedo a lo "desconocido", y aunque ésto parece complicado, no lo es. Los perros que son tímidos al principio se convierten en los mejores compañeros.

KOKO, a pesar de su timidez, es un perro muy alegre, cuando ganas su confianza le encantan los mimos y tiene un olfato especial para descubrir las chuches ocultas. Amig@s y voluntari@s de ASPAP, cuidado con lo que guardáis en los bolsillos y donde dejáis las salchichas y galletas, porque nuestro KOKO y su inseparable ELKA os vigilan....


ASPAP (ASOCIACIÓN SALMANTINA PROTECTORA DE ANIMALES Y PLANTAS)



FOTO KETY COMODONAKETY

 Kety disfrutando del paseo en el refugio de Aspap

 

NOS PREOCUPA SU PRIVACIDAD Las estadísticas de esta web se generan con la ayuda de Google Analytics (como la mayoría de webs). Los datos recopilados NO identifican a los usuarios y solamente sirven para mejorar nuestro servicio. Al utilizar esta web acepta el uso de estas cookies y otras estrictamente necesarias para el normal funcionamiento del servicio. Aviso Legal