PIPÍN

Descripción

El abuelo PIPÍN nos ha dejado. Sus 16 años pesaban mucho y un bacteria le invadió destruyendo su cornete nasal, llevándose al gato más bueno y cariñoso del mundo. Jamás pidió nada, jamás dio un problema.
Llegó con pocos meses, pasaron los años y siguió su vida en el refugio. Cuando entraba alguna visita en su gatera se ponía loco de contento buscando caricias. Nos preguntamos por qué un gato como nuestro PIPÍN pudo pasar tan desapercibido.

Qué maravilla y qué lujo haberte tenido con nosotros. D.E.P. pequeño amigo. Nunca te olvidaremos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies